Image

Ejemplos de Dedicatorias

Hola mi amor.

Sabes que te quiero con pasión, te lo he demostrado, y tú, me lo has confirmado entregándome tanto amor como yo a ti. Es una buena etapa de vida todo lo compartido contigo, hemos crecido los dos, cada uno con sus prioridades, pero en el mismo camino, El respeto y la sinceridad han abierto nuestros corazones, nos hemos convertido en cómplices de nuestros sueños apoyándonos él uno en el otro. Cuando te conocí nunca pensé que me darías tanto amor. He aprendido la realidad del AMOR, y agradecido por tanto amor he crecido en él. Hemos sido cómo dos niños riendo bajo la lluvia, hemos sido cómo dos abuelos tomando decisiones importantes para nosotros, para los nuestros, pero, sobre todo, hemos sido: amigos, compañeros, confidentes y amantes buscando siempre la felicidad del otro.

Te pido un favor, y como siempre, tú decides si me lo haces o no. Me gustaría que empieces tu vida de cero, eres joven, eres buena persona, con un corazón que merece ser feliz. Si miras atrás, que sólo sea para recordar mi amor y mi sonrisa, quédate con todos y cada unos de los momentos maravillosos vividos. Alguien merece que lo hagas tan feliz como me hiciste a mí.

Gracias por tu amor, por tu paciencia y por tu bondad.

Te quiero, hoy, mañana y siempre.
Hola cariño, eres una hija ejemplar. Estoy muy orgulloso de ti, recuerdo cómo has crecido, cómo te has convertido en adulta. Tienes criterio propio, eres incansable cuando luchas por algo, pero, lo que más me gusta de ti es lo buena persona que eres. Tratas a las personas con AMOR, con tu sonrisa alegras a cualquiera a quien se acerca a ti. Recuerdo las conversaciones donde siempre querías saber más, a veces tus preguntas me ponían contra la pared, pero siempre acabábamos aprendiendo los dos de tus inquietudes. Recuerda seguir sonriendo, es medicina para el alma. No estés triste, recuérdame feliz, feliz como deberías de estar por todo lo que hemos vivido juntos. Dicen que las personas no mueren si no se olvidan, por eso mantenme vivo en tu corazón con una sonrisa. Ese es mi mayor deseo, que te quedes siempre con todo lo bueno que la vida nos da.

Gracias por quererme tanto. Gracias por ser feliz.

Te quiere mucho tu padre.
Hola mi grandullón, eres un hijo ejemplar. Estoy muy orgulloso de ti, recuerdo cómo has crecido, cómo te has convertido en ese chico guapo con grandes valores. Tienes criterio propio, eres incansable cuando luchas por algo, pero, lo que más me gusta de ti es lo buena persona que eres. Eres amigo de tus amigos, con tu sonrisa alegras a cualquiera que se acerca a ti. Recuerdo como querías ser mayor, y ahora que ya lo eres estoy muy orgullosa de ti. Recuerda seguir sonriendo, es medicina para el alma. No estés triste, recuérdame feliz, acuérdate de las vacaciones que cada año hacemos tu y yo, vivir ese recuerdo desde el AMOR, seguro que te sienta bien. Dicen que las personas no mueren si no se olvidan, por eso mantenme viva en tu corazón esa sonrisa que siempre conseguías de mí. Ese es mi mayor deseo, que te quedes siempre con todo lo bueno que la vida nos ha dado.

Gracias por ser tan buena persona. Se feliz.

Te quiero mucho mi grandullón.
Hola, amigo mío.

Gracias por haber compartido tanto conmigo, nos conocemos desde pequeños y siempre hemos estado el uno para el otro. La amistad que tenemos es Bellísima. Me gustan tus valores, y he aprendido mucho de ellos. Recuérdame con el mismo cariño que nos hemos tenido durante todos estos años. Recuérdame feliz, esa felicidad llena de carcajadas de alguna de nuestras fiestas. Sigue viviendo cómo si cada día fuese el último, protege a los tuyos con el Amor incondicional que tienes por ellos y que tan feliz te hacen. No dejes de soñar tu vida y sigue consiguiendo todo lo que te propongas.

Te quiero mi amigo.

PD: por favor sigue organizando las cenas mensuales para el grupo del colegio, son pura terapia.
Hola, mi amiga.

Te escribo esta dedicatoria con mucho amor por la amistad que tenemos. En la vida, decidimos quién se queda y quién se va, de compañeros de trabajo con nadie tengo la confianza que tengo contigo. Te doy las gracias por tu amistad, por respetar la confidencia cuando te la pedí y por ser un ejemplo para tu hija, queriéndola tanto como la quieres. Todos aprendemos de todos, por eso quiero que sepas que has sido parte de mi aprendizaje. No olvides que la vida es actitud, creo de corazón, que deberías de prestarle más atención a tus pensamientos para potenciar lo buena persona que eres. Por favor piensa siempre en positivo.

Gracias, gracias, gracias.

Tu amigo.
Hola, compañeros de vida.

Os quiero agradecer los buenos momentos que hemos vivido juntos. Formar parte de mis días ha sido realmente bonito, tengo recuerdos bellos de todos vosotros. Me habéis acompañado en grandes momentos de felicidad, también en momentos difíciles y por eso formáis parte de mi puzle de vivencias.

Gracias por vuestra amistad. Os pido por favor que sigáis disfrutando de cada día como si fuese el último. La belleza está en el AMOR que personas como vosotros habéis compartido conmigo.

AMIGOS, OS QUIERO MUCHO
Llegué un poco tarde a vuestro consolidado grupo, pero la suerte es que desde el primer día me hicisteis uno más. Las cenas mensuales después de los torneos de fin de semana son la mejor vitamina que nunca he recibido. Cenas que sabíamos donde empezaban, pero nunca donde acababan. Recuerdo especialmente una, vimos el amanecer en la playa, muertos de risa de ver como Fernando nada más tumbarse en la arena empezó a roncar. Os tengo tanto cariño y amor que os doy las gracias por ser parte de mi vida.

Hoy me despido de vosotros pidiendo que no dejéis de reír, que cuando os acordéis de mí, escuchéis mi carcajada y recordéis mi sonrisa, esa que tantas veces hemos compartido.

Os quiero.

Sed felices.